El metro y sus situaciones

    Oh, esos grandes transportes públicos…lástima que igual que te pueden ayudar con tu movimiento interurbano, pueden transportarte a tu pequeño infierno.

Llevo cogiendo el metro desde hace muchísimo tiempo, gracias a los bonos anuales ya que debía viajar en el al menos 2 veces al día. Mi frecuencia de uso a disminuido debido a que desde hace un tiempo dispongo de vehículo propio ( ohhhh ), el cual, a pesar de pagar la gasolina ( a mi coche le llamo “El Indio”, porque está siempre en la reserva), es mucho más cómodo que el metro.

Os explicaré algunas de las cosas que odio de lo que sucede en el metro:

– Odio a la gente que, a lo largo del trayecto viaja apoyada en una de las barras para agarrarse, no dejando agarrar a los demás. Por lo general, nadie le dice nada.

– Odio a la gente que viaja con la mochila puesta a la espalda. Este punto va principalmente como la chavalería, ya que sus mochilas son enormes y molestan bastante a los demás.

– Odio a la gente mayor ( generalizo un poco). Hablo de las abuelas y abuelos, que te piden humildemente que les dejes sentarse, cuando tu les has visto echar un sprint digno de cualquier mundialista para poder llegar al metro ( con sus correspondientes codazos para entrar por la puerta). Si intentas no mirarles para que no suceda el que te pidan el sitio, fijate en ellos mirando el reflejo en el cristal, te están empalando con la mirada.

– Odio a las japonesas/chinas ( no distingo muy bien). Personalmente, siempre que he ido en el metro con una persona de este tipo, siempre hablaban muy alto, casi gritando. Ahora bien, igual justo estaban discutiendo y como no les entendía no lo sabía, pero aun asi…

– Odio ( en sentido mas light ) a la gente que se pone nerviosa cuando va a salir. Me refiero con esto a aquellos que, medio hora antes de que pare por completo el metro, ya está enérgicamente pulsando el botón, y eso va increchendo. Un poquito de tranquilidad hombre.

Que conste que no odio el metro, también tiene sus puntos positivos, pero este post va sobre los negativos asi que se siente,jeje. Si alguien se siente ofendido, que lea el texto del menu de la derecha “Don´t Panic”.

~ por Flipp en 8 enero, 2008.

Una respuesta to “El metro y sus situaciones”

  1. Yo si que odio el metro, vamos que suelo evitarlo a toda costa.
    Voy añadir unos cuantos puntos

    – Odio a los niñatos que van gritando en el metro y se creen que es suyo y que pueden hacer lo que les de la gana.

    – Odio que la gente no mueva su culo para dejar sentarse a los ancianos o embarazadas. Vamos a mi es con eso se me cae la cara de verguenza. Evidentemente no hablo de los ancianos esos repelentes que te empujan,corren, te pisan, y te miran con mala cara para pillar el sitio.

    – Me da grima en general las ventanas del metro y el boton, la gente es muy coxina en la vida.

    – Me molesta la gente que ocupa un asiento entero y cuando le dices que te deje un huequito te lo ceda como si le fuera la vida en ello.

    – Como llueva ya se encargara alguien de rozarte con el paraguas y empaparte.

    – Me incordia la gente que mira todo el rato o los aldultos que salidos que por ellos te desnudaban ayi mismo.

    – En el metro me molesta la gente, xq no tiene educacion,sentimientos, o respeto hacia los demas.Son bordes,amargados..el metro es una caja de bombones nunca sabes que tipo de personas te va tocar.

    – Odio a la gente que pone musica para todo el metro, ya se quedaran sordos ya..

    – Me molesta que no tengan mas espacio los vagones para carritos de niños o sillas de ruedas. Eso solo se ve cuando estamos en la situacion, aunque yo no estoy en esa situacion tengo conciencia social.

    – Me molesta que me pongan el sobaco en la cara.

    – Odio que los altos se agarren abajo. Haber si os enterais ya arribaaaa no llegoooooo y no quiero salir lanzada asta el primer vagon, asi que no seais vagonetas y estirar el brazo que hay gente que no llegamos.

    – Odio el metro apretujado cuando van como sardinas, fijo que hay algun maniaco que le encanta para que halla roce…el sudor de la gente, que te respiran a 10 cm tuyo,que no te puedes agarrar pero eso da igual sabes que si pasa algo no puedes caerte vas a presion.

    – Me molesta muchisimo los niños que corren por todo el metro, se suben a los asientos y molestan a los pasajeros. Quien me conoce sabe yo soy pro niños, les adoro, les entiendo, no me molestan, me alegran si van en el metro. Por eso odio a los padres que no saben educar a sus niños y les dejan por todos lados como si fuera una selva, sea metro, centro comercial…EDUQUEMOS A LOS NIÑOS, ELLOS SERAN NUESTRO FUTURO.

    – El metro es un nido de virus.

    Que conste que yo si odio el metro y un poco menos el autobus pero vamos primos hermanos, por lo menos en el bus veo el paisaje, si ,yo cojo el metro donde es subterraneo.Es que me da rabia hasta cogerlo. Lo odio, lo odio y lo odio.

    Fijo que hay muchas mas cosas que aun no recuerdo, pero recordar que si quereis sobrevivir, tener cuidado, siempre hay viejillos al acecho que con tal de pillar hueco te empujan acia las vias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: